jueves, 6 de octubre de 2011

Betty

Una señora mal psicoanalizada
un cortado de máquina italiana
un marido ausente y héroe
una amiga muda, cómplice
y mi sordera que no sirve

qué me interesa tu último quince
las rosas que te mandaba un inspector
tu shenshibilidá
tu condena de ama de casa
tu necesidad de darte importancia

no podés parar de hablar
Betty, no fuiste nada, por dios
no puedo leer no puedo pensar
Betty, sobre tu parto no
Betty, no te creo nada:


"Yo, Betty, soy más que el nacimiento de mis hijos."

1 comentario:

  1. Es bueno leer cosas así en un mundo donde proliferan las Bettys.

    ResponderEliminar